Comentarios

Descubren que la anorexia no está solo en el cerebro

Descubren que la anorexia no está solo en el cerebro

Desde hace muchos años, se ha venido pensando que la anorexia nerviosa tiene su origen exclusivamente en un trastorno psicológico. No obstante, recientes estudios defienden que esto no es del todo cierto.

Contenido

  • 1 Detectan ocho mutaciones genéticas vinculadas a la aparición de anorexia nerviosa
  • 2 ¿Cuáles son las causas de la anorexia nerviosa?
  • 3 Anorexia: una enfermedad que puede volverse crónica

Detectan ocho mutaciones genéticas vinculadas a la aparición de anorexia nerviosa

Según un estudio internacional llevado a cabo hace tan solo unos meses, la anorexia nerviosa no solo tendría sus raíces en causas psicológicas, como siempre se ha pensado, sino que hay otras alteraciones genéticas que inciden en el metabolismo.

Dichas mutaciones pondrían de manifiesto que la anorexia proviene en parte de un trastorno metabólico, y no es puramente un trastorno psiquiátrico, tal como sugiere dicho estudio internacional llevado a cabo por más de 100 académicos.

Dichos hallazgos fueron publicados en la revista científica Nature Genetics. Estas conclusiones pretenden así mismo arrojar algo de luz de cara al tratamiento de una enfermedad que cada año se cobra la vida de miles de personas cada año, tanto hombres como mujeres, aunque son estas últimas las que la padecen en mayor número.

Las personas afectadas con anorexia se caracterizan por tener severos problemas de peso corporal, siendo este anormalmente bajo, así como un miedo desmedido a engordar. Inevitablemente, dichas condiciones afectarán muy negativamente su salud, provocando carencias nutricionales y desajustes hormonales.

Con respecto a las ocho mutaciones genéticas que se han encontrado en relación con la aparición de la anorexia nerviosa, estas a su vez se relacionan con otros trastornos psiquiátricos, a la par con otras alteraciones metabólicas o de carácter endocrino.

Gracias a los datos recolectados por la Iniciativa de Genética de la Anorexia Nerviosa y el Consorcio de Genómica Psiquiátrica, se han podido analizar miles de casos y controles de anorexia nerviosa a nivel internacional.

Así, hay ciertos rasgos y condiciones metabólicas y antropométricas que afectan a la base genética de la anorexia nerviosa. Además, también hay una estrecha relación con otros trastornos: la ansiedad, la depresión, la esquizofrenia y el trastorno obsesivo-compulsivo.

¿Cuáles son las causas de la anorexia nerviosa?

Por lo tanto, y aunque hasta hace muy pocos meses se pensaba que la anorexia nerviosa tenía su origen en cuestiones puramente psicológicas derivadas de trastornos psiquiátricos, esta reciente investigación a nivel internacional ha determinado que los componentes genéticos pueden ser igual de importantes.

Pero, al mismo tiempo, no nos debemos olvidar de que otras alteraciones psicológicas pueden dar pie a la anorexia nerviosa, y no ser meramente otros síntomas derivados de ella.

Por eso, pacientes con una reducida autoestima, problemas de ansiedad o con tendencia a episodios de depresión, pueden verse afectadas por desórdenes alimenticios y desembocar en anorexia.

Principalmente en personas muy jóvenes, que aún no han terminado de desarrollarse y presentan problemas de autoestima o para relacionarse con los demás. Es en estos casos en los que hay que prestar especial atención ante cualquier mínimo cambio en la conducta.

En España, la gran mayoría de personas con anorexia nerviosa (en torno a un 75 % de la población afectada), Son niños y niñas de tan solo 12 a 14 años de edad. Es sin duda una etapa ya de por sí muy problemática y conflictiva, en la que muchos jóvenes son aún muy vulnerables a las opiniones de terceros.

Lamentablemente, las falsas pero muy extendidas creencias sobre la perfección hacen demasiada mella a niveles muy profundos sobre mujeres y hombres, dando lugar así a trastornos de carácter psicológico, como resultado de una obsesión por verse siempre perfectos (algo totalmente imposible).

Anorexia: una enfermedad que puede volverse crónica

De igual manera, las estadísticas no hacen más que confirmar lo difícil que es salir de una enfermedad con trasfondo psiquiátrico como es la anorexia nerviosa. Muchos pacientes recaen una y otra vez a pesar de seguir en tratamiento.

Por eso, muchos de ellos siguen cohabitando con la enfermedad, que ya se ha convertido en un trastorno crónico. Puede haber rachas mejores o peores, en las que el paciente presente un mejor estado de ánimo y de salud. Pero la anorexia sigue ahí.

El apoyo de la familia y de los seres queridos se convierte así en una base indispensable para hacer frente a cada etapa de la enfermedad, que en la mayoría de los casos puede extenderse durante mucho más tiempo del previsto.

Tras las últimas conclusiones extraídas del estudio internacional llevado a cabo este último año, se espera que puedan aparecer nuevas soluciones o enfoques para ayudar a paliar los efectos de la anorexia y conseguir tratamientos más eficaces.

Solo tras un enfoque holístico, en el que no se deje al azar ningún factor que pueda afectar al éxito del tratamiento, y siempre bajo el prisma de la comprensión y la atención en todo momento, podremos proveer a todas aquellas personas con anorexia de toda la ayuda que necesiten.

Referencias

Hunna J. Watson ,Zeynep Yilmaz ,… Cynthia M. Bulik. Estudio de asociación de todo el genoma identifica ocho loci de riesgo e implica orígenes metabo-psiquiátricos para la anorexia nerviosa. //www.nature.com/articles/s41588-019-0439-2

Keski-Rahkonen, A. y Mustelin, L. Epidemiología de los trastornos alimentarios en Europa: prevalencia, incidencia, comorbilidad, curso, consecuencias y factores de riesgo. Curr. Opin. Psychiatry 29, 340-345 (2016).